29 de junio de 2010

BASTA YA...

Sabéis que en este blog he evitado siempre hablar de política y de mis relaciones profesionales con ese ámbito, pero el esperpento de comentarios y opiniones que desde hace meses escucho en la calle sobre los asesores municipales, en el denominado Caso de los Asesores, ralla ya mi paciencia. Basta ya.
Los asesores y asesoras del Gobierno hemos desempeñado, al igual que ha ocurrido en otros muchos ayuntamientos y no muy lejanos, las funciones paras las que fuimos llamados. En mi caso para llevar la comunicación municipal. Para ello me formé, tengo mi titulación y más de una década de sobrada y contrastada experiencia.
Los asesores (quizás el nombre de técnico especialista interino hubiera estado mejor) hemos trabajado de sol a sol, soportado a veces injustos comentarios pero hemos ofrecido nuestra experiencia al servicio de la ciudad, con corazón y altas dosis de sacrificio humano porque queríamos contribuir a la mejora del bienestar de esta ciudad.
A mis queridos y respetados compañeros de los medios, que igualmente sólo hacen su trabajo, les pido humildemente que sean respetuosos con estos otros compañeros periodistas durante el proceso judicial porque insisto SÓLO HEMOS HECHO NUESTRO TRABAJO. Ya está bien de sacarnos a la palestra como si fueramos políticos en dobles páginas con sueldos no contrastados incluidos, porque también tenemos familia y sufre; ya está bien de meternos en el saco de la polémica municipal porque nosotros no formamos parte de ninguna lista ni hemos concurrido nunca como candidatos/as a ningunos comicios.
Soy periodista y eso basta, y otra cosa es el nombre del contrato con el que trabajamos durante años. Es injusto y discriminatorio, y puestos a hacer indagaciones... otro tipo de contratos del Ayuntamiento sí son más que cuestionables y enjuiciables llegados el caso.
Digo esto desde la libertad de expresión más absoluta y escribo al dictado de mi conciencia porque esta mañana, al escuchar las noticias y oir frases como "presuntos contratos irregulares" no he podido más que llevar las manos a la cabeza. Nuestros nombramientos, por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Jerez, fueron públicos y aprobados en Pleno. Quien pueda decir lo mismo... espero que me lo haga saber. PERIODISTAS A SECAS, Y TAMBIÉN ASESORES. Alguien se equivoca...



1 comentario:

Hypatia XXI dijo...

Querida Susana llevas toda la razón,sólo vuestro trabajo y dedicación es lo que habéis dado a cambio de vuestro sueldo, y eso es lo que duele a quienes se valían de otros procedimientos en el pasado.
La difamación es cruel y hace daño a la parte más débil que tenemos.
Reforcemosla con la unión y la solidaridad.
Paso a añadirte a los blogs que seguimos desde el Ágora.
Un abrazo!