5 de mayo de 2010

MI FERIA Este año es distinta para mí la Feria de Jerez. Hacía años que no la veía desde la barrera, siempre al pie del cañón informativo. Era como un inmenso plató de televisión por donde pasabas a toda velocidad sin prestar atención a los pequeños detalles, a su esencia. Esta Feria que ahora vivo junto a los míos me gusta más, porque es la feria de la gente, de la calle... en todo su esplendor y sus aderezos. Es la fiesta que viví en mi niñez y mi adolescencia, vista con la criba que dan los años. A pesar de la alergia galopante que en esta edición hace convalecer a media ciudad, os invito a todos y a todas a recorrerla. Abierta y singular, distinta y con la clase que destila desde hace siglos la idiosincrasia jerezana. Feliz Feria 2010.








2 comentarios:

Laura dijo...

No la he pisado.
El año pasado porque me faltaba una vida, la del amigo y compañero con quien tan buenísimas ferias he pasado.
Este año porque llevo encima otra vida, y no quiero darle jaleos...todavía...

El contribuyente asaltado dijo...

Tú mismo das en el clavo de lo que ocurre cuando se está tan cerca del poder:pasar a toda velocidad sin reparar en los pequeños detalles;vs tu amiga a la que subísteis en un AVE vertiginoso que le conduce al desastre cuyo primer síntoma es que te han bajado a tu suerte en el primer desolado apeadero que encontraron.De lo que no me alegro Susana.